Al Día, Noticias de Salud

La distinta densidad mamaria en el ciclo menstrual no enmascara lesiones en las mamografías

System Messages

Un grupo de investigadores del Servicio de Diagnóstico Ginecológico por la Imagen (DGI) de Dexeus Mujer, de Barcelona, coordinado por Jean Laurent Browne, ha realizado un amplio estudio sobre una muestra de 19 904 mujeres premenopáusicas con el fin de observar las variaciones durante el ciclo menstrual que se observan en tres parámetros: el tejido glandular (GVol), el volumen total de la mama (Breast Volume o BVol) y la densidad mamaria (BDen), que es la proporción que existe entre el tejido glandular de la mama (GVol) respecto al volumen total del pecho (BVol).

La distinta densidad mamaria en el ciclo menstrual no enmascara lesiones en las mamografíasEl estudio, bajo el título Are changes in breast density during the menstrual cycle relevant? To what? y publicado online en la revista Breast Cancer Research and Treatment, también ha analizado si esos cambios pueden afectar el efecto de enmascarar tumores debido a una elevada densidad mamaria, o ser relevantes a la hora de valorar los resultados de posibles intervenciones para disminuir el riesgo de desarrollar un cáncer de mama.

En total, el equipo de DGI analizó los datos de 39 997 mamografías de la mama derecha realizadas mediante la técnica de contaje de fotones, una de las que ofrece mayor precisión y bajos niveles de radiación. Se segregó a las mujeres por grupos en función de su edad y la semana del ciclo menstrual en la que se efectuó la mamografía, tomando como referencia la fecha de la última regla, dividiendo el ciclo en cuatro semanas. Muchas mujeres que han formado parte de la muestra analizada tenían más de un estudio realizado a lo largo de los años, pero no se estudiaron de forma longitudinal, al no tener registrados otros parámetros importantes, sobre todo el índice de masa corporal.

Los resultados mostraron que todos los parámetros variaban de forma cíclica, con valores más altos en la semana 4 (GVol and BDen) o la semana 1 (BVol). Las diferencias entre una semana y otra fueron muy pequeñas para estos tres parámetros y disminuían con la edad. Sin embargo, especialmente en las mujeres más jóvenes, las diferencias entre una semana y otra podrían ser de hasta un 10 % en la densidad mamaria (BDen), un 15 % para el GVol, y un 50 % para BVol.

Cambios hormonales

En consecuencia, los autores concluyen que las pequeñas diferencias observadas entre una semana y otra en estos parámetros a lo largo del ciclo menstrual descartan que el efecto de enmascarar posibles lesiones mamarias sea atribuible de forma directa a la densidad mamaria; no cambiarían significativamente la sensibilidad de la mamografía.

No obstante, las diferencias observadas a lo largo del ciclo menstrual en las mujeres más jóvenes, que son el grupo idóneo para realizar estudios de intervención con el fin de reducir el riesgo de cáncer de mama, podrían deberse a cambios hormonales y ser mal interpretadas, por lo que deben tenerse en cuenta.

Según los autores, los estudios previos que se han efectuado para reducir la densidad mamaria mediante la administración de tamoxifeno por vía oral, y con ello disminuir la incidencia del cáncer de mama, han mostrado buenos resultados. De todos modos, el tamoxifeno es un medicamento que tiene efectos secundarios que pueden afectar a la calidad de vida de las mujeres. Por ello, su uso meramente preventivo (no autorizado en la Unión Europea) no sería bien tolerado por muchas mujeres.

El estudio concluye por tanto que en mujeres jóvenes debería considerarse el momento del ciclo menstrual al hacer la mamografía para valorar los cambios inducidos por la intervención.

agosto 05/2020 (Diaio Médico)