Al Día, Noticias de Salud

Periodistas de México se suman a pedido del Nobel a médicos cubanos

System Messages

Periodistas de México se unieron a una solicitud cada vez más universal de otorgar el Premio Nobel de la Paz a la Brigada Médica Cubana Henry Reeve por su labor internacionalista.

Así lo expresa en su columna diaria, una de las más difundidas de México, Teodoro Rentería, en nombre del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, sección México de la Federación Latinoamericana de Periodistas, la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, y el Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana.

Rentería califica de gran iniciativa la solicitud a la Academia de Suecia-Noruega de que otorgue ese galardón a los médicos de la Brigada Henry Reeve, por cumplir el mérito “a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos alzados y la celebración y promoción de acuerdos de paz”, como indica el testamento de Alfred Nobel.

Señala que, en Argentina, Bélgica, Estados Unidos, Francia, Irlanda, y en otras muchas naciones de América Latina y el resto del mundo se juntan firmas para ese noble cometido al que se suman los periodistas mexicanos.

Expresa que organizaciones sociales de defensa de los derechos humanos, personalidades científicas y políticas convocan a reconocer la labor de los integrantes de la Brigada para que se les otorgue el reconocido galardón internacional por su labor impresionante de aporte a los pueblos del mundo, los cuales sufren epidemias y graves problemas de salud desde mucho antes de la pandemia actual.

Ahora, coherente con esa trayectoria, la Brigada está en 24 países en su labor profesional y humana contra la COVID-19.

Se les ve en Italia, Jamaica, Belice, México, Venezuela, Antigua y Barbuda, Andorra, Sudáfrica y otras naciones, cita la nota.

Cuando esta gravísima emergencia decline y ojalá termine, muchos de esos galenos seguirán en sus puestos por más tiempo, “apagando las cenizas del incendio” y listos para encarar otras tareas, señala Rentería.

Donde aparece una enfermedad, llámese cólera o Ébola, o haya terremotos, huracanes categoría 5, graves inundaciones y otras tempestades donde el hombre (en rigor el capitalismo) no respetó a la naturaleza y ésta reaccionó enfurecida, allí estarán estos médicos.

Esa valentía les viene de la cuna fidelista y martiana, pero también del joven que dio nombre a la brigada sanitaria, Henry Reeve, un norteamericano nacido en 1850, quien a los 19 años se embarcó rumbo a Cuba para participar en la guerra de los Diez años (1868-1978) contra el colonialismo español y en 400 batallas con 10 heridas de guerra, se ganó el grado de coronel, recuerda el periodista.

mayo 23/2020 (Prensa Latina). Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.