Al Día, Noticias de Salud

Se pueden identificar los signos de desnutrición a través de las piezas dentales

System Messages

La dentina registra los valores proteínicos de la dieta durante todo el tiempo que crece el diente. Un reciente estudio de investigadores británicos ha detectado los cambios fisiológicos y en la dieta de las víctimas de la gran hambruna irlandesa del siglo XIX, en 1845 cuando en Irlanda la cosecha fue destruida por el hongo conocido como roya.

Los resultados, publicados en la revista científica PLOS ONE  , muestran que el incremento de los isótopos de colágeno en la dentina ayuda a identificar, en los esqueletos de adultos y adolescentes, los periodos de estrés fisiológico, tales como el hambre, que se han producido durante el crecimiento del diente. Por ello, se considera que estos hallazgos podrían tener aplicaciones clínicas para la arqueología y la inmunología de las poblaciones en las que existe estrés nutricional.

"Podemos analizar los dientes en los casos en los que se desconoce la causa de la muerte, identificando los mismos marcadores de estrés nutricional. Por ejemplo, podría aplicarse como una herramienta forense para analizar las piezas dentales de un niño que ha muerto como consecuencia de una presunta privación de alimento", asegura a Julia Beaumont, de la Universidad de Bradford y autora principal del estudio.

Para identificar los cambios fisiológicos y en la dieta durante la gran hambruna irlandesa del siglo XIX, los investigadores analizaron las proporciones de isótopos de carbono y nitrógeno de un diente de cada uno de los 20 residentes del hospicio Kilkenny Union en Irlanda, incluyendo también a las víctimas que murieron a edades tempranas.

"Investigamos a las personas que vivieron la gran hambruna porque queríamos reconstruir su historia, ya que la vida de los pobres rara vez se encuentra en los libros de historia", afirma Janet Montgomery, de la Universidad de Durham y coautora del estudio.

La coautora continúa explicando que otro de los motivos que les llevó a iniciar la investigación fue que sabían que estas personas vivieron un período de terribles privaciones. "Si podemos caracterizar qué tipo de patrones se producen en sus dientes, podremos buscar esos patrones en las poblaciones prehistóricas de las que se sospecha que murieron de hambre o sufrieron inanición durante su vida, como las hambrunas del siglo XIV y también en las víctimas actuales de negligencia y abuso", explica Montgomery.

Se utilizó una nueva técnica con la que se comparó el colágeno de la dentina en pequeñas secciones -representa la dieta en el momento del crecimiento del diente- con el colágeno de las costillas -registra los últimos años de vida-. Incluso, se consultaron los registros históricos sobre la disponibilidad de alimentos en aquel entonces.

"El colágeno óseo de la costilla contiene un promedio de los valores de proteína de la dieta de un período en torno a los últimos 3-5 años antes de la muerte, mientras que en la dentina se mantiene esta información durante todo el tiempo que crece el diente y no cambia. De este modo, podemos comparar la dieta durante la infancia con los últimos años de vida de un adulto", continua Beaumont.

Sin embargo, el análisis isotópico de los investigadores no sólo registró el cambio en la dieta, que pasó del consumo de patatas a maíz, según los registros históricos. Todo ello, resultado de la importación de ese cereal desde América para proporcionar alivio durante la hambruna. Los datos revelaron también un estrés fisiológico nutricional prolongado en las víctimas, motivado por un sustento insuficiente durante la infancia.

"Si un individuo cambia de una dieta principalmente de patatas (que siguen la vía fotosintética C3) a una dieta de maíz importado (que sigue el camino fotosintético C4), podemos verlo en la dentina debido a que las dos plantas ofrecen diferentes proporciones de isótopos de carbono", aclara Montgomery.

 septiembre 06/ 2016 (Mundo salud)

 

Fuente: Beaumont J., Montgomery J:The Great Irish Famine: Identifying Starvation in the Tissues of Victims Using Stable Isotope Analysis of Bone and Incremental Dentine Collagen. PLOS ONE. 2016. http://dx.doi.org/10.1371/journal.pone.0160065