Al Día, Noticias de Salud

Ojo con el bruxismo: Puede causar hasta fracturas dentales

System Messages

La vida acelerada, la competencia en el trabajo, las rutinas y el estrés propio de la vida muchas veces tienen un impacto en la salud. Uno de estos problemas es el bruxismo que afecta a cerca del 20 % de la población mundial.

Las personas que lo sufren suelen despertar con dolores musculares de cabeza, cuello o espalda, tener un desgaste dentario y, en casos más graves, presentar fracturas dentales.

Según el especialista en periodoncia e implantología de  Vidaintegra, Felipe Rivera, se trata de un hábito involuntario repetitivo de apriete dentario sin una función específica.

“Hay dos tipos de bruxismo, principalmente, uno nocturno y otro diurno. Se asocia con mayor frecuencia el bruxismo que se presenta durante el día a factores tensionales como el estrés, mientras que el bruxismo nocturno está más asociado a trastornos del sueño, como apnea del sueño o mala calidad de él”, remarca.

El especialista indica que el  paciente generalmente se va a quejar de dolores musculares en la zona de cabeza y cuello y secundariamente de dolores en la zona de la espalda.

“Es muy raro que un paciente visite a un dentista por que se le desgastaron sus dientes, a menos que este desgaste sea visiblemente notorio”, manifiesta.

SÍNTOMAS

El bruxismo se presenta con los siguientes síntomas:

Desgaste dentario.

Dolores musculares de cabeza, cuello y espalda.

Se pueden presentar problemas articulares para abrir y cerrar la boca, además de dolor al realizar esa acción.

En casos más graves, fractura de piezas dentales.

La aparición del bruxismo se asocia al final de la adolescencia, sin embargo, puede presentarse a cualquier edad.

“En cuanto a la prevención, es muy difícil poder realizarla, ya que hay múltiples factores asociados a la causa del bruxismo. Es más probable detectarlo prematuramente y recurrir a un especialista cuando se presenten los primeros síntomas”, precisa el odontólogo.

TRATAMIENTO

El tratamiento es paliativo, es decir, no va a la causa y cumple más bien un factor protector mediante el uso de placas o planos de relajación.

“El paciente utiliza este dispositivo para aminorar los daños provocados por la fuerza de la mandíbula sobre los dientes, músculos y articulación. Es necesario evaluar la causa del bruxismo, como factores tensionales o trastornos de sueño, por lo cual hay que realizar un exhaustivo examen  clínico y un manejo multidisciplinario si el paciente lo requiere”, destaca.

Además, en algunos casos, se considera el uso de medicamentos como relajantes musculares, analgésicos, antiinflamatorios o ansiolíticos e incluso, se puede recurrir -de acuerdo con el diagnóstico que realice el especialista- a un tratamiento psiquiátrico, psicológico o fisioterapia. junio 24/2015 (DiarioSalud.net)