TOMATE

Otros nombres comunes

Tomate común, tomate placero.

Nombre científico

Lycopersicon esculentum Mill.

Familia botánica

Solanaceae

tomate_1.jpg

 

Foto: © Roger Graveson

St. Lucía, WI.

   Descripción

   Hierba de tamaño variable, en general de entre 5 y 3 cm de altura. Hojas alternas pinnatisectas, con 7-9 segmentos mayores, lobulados o aserrados. Flores en racimos axilares o terminales, corona regular, amarilla, terminado en 5 puntas. Fruto carnoso, rojo al madurar, conteniendo semillas reniformes.

 

   Fenología

   Planta anual; en dependencia del cultivar el ciclo de vida se extiende generalmente entre 90 y 130 días.

 

   Origen

   Al parecer nativo de valles de montaña de Los Andes peruanos. Introducido en Europa en el siglo XVI, extendiéndose al resto del mundo, fundamentalmente en los siglos XVII y XIX.

 

   Localización

   Cultivado a escala de producción o a menor escala en toda la isla. El llamado "tomate placero" caracterizado por los frutos pequeños en racimos, espontáneos cerca de poblaciones.

 

   Parte útil

   Hojas y frutos verdes.

 

   Forma de recolección

   Tomar hojas sanas. bien desarrolladas de plantas adultas; los frutos al encontrarse en la fase señalada (inmaduros).

 

   Propiedades medicinales reconocidas

Sistema

Acción farmacológica

Dermatológico

Antifúngico

 

   Formas farmacéuticas descritas

   Medicamento vegetal.

 

   Vía de administración

   Tópica.

 

   Otras propiedades atribuidas

        (Aún no aprobadas)

   Compresas o cataplasmas de la pulpa de los frutos maduros para tratar quemaduras u otras afecciones de la piel, así como hemorroides. Se señala que el jugo de tomates frescos y maduros limpia y embellece la piel del cutis.

 

   Advertencias

   Reportado como planta tóxica (follaje).

 

   Otros usos

   Tiene importancia alimentaria, utilizado en cosmetología (mascara facial: confeccionar una pasta con la pulpa de frutos maduros a la que se agrega unas gotas de limón; aplicar con algodones al cutis y dejar por no menos de 15).

 

   Componentes

   Los frutos maduros contienen cantidades apreciables de vitaminas C, A, B1, B2 y P; además de ácidos orgánicos (cítrico y málico, entre otros), pectinas y entre 2,4-6 % de azucares.

 

   Cultivo

   Se propaga por semillas; los semilleros deben confeccionarse preferentemente entre mediados de octubre y principios de noviembre. Trasplantar 30 días después de la germinación. Utilizar tutores o soportes (cultivo en "empalado") o no (cultivo "revolcado").

 

   Preparación y posología

   Friccionar o "restregar" las hojas o rodajas de los frutos directamente sobre las partes afectadas.

 

   Referencias bibliográficas

  • Hlava, B. y col. Plants for natural beauty care. Praga. Artia, 1981:235.

  • Cuba.  Ministerio de la Agricultura,  Instructivo del  cultivo del tomate.  La  Habana.  Dirección Nacional de Cultivos Varios, 1984:101.

  • Weniger B y Robineau L. Elementos para una farmacopea caribeña. La Habana. Seminario TRAMIL 3, Nov 1988.

  • Roig JT. Plantas medicinales aromáticas o venenosas de Cuba. La Habana. Ed. Científico  Técnica, 1988:1125.

  • Granda M, Acosta L, Fuentes V y Cabrebra I. Plantas medicinales II (folleto). Centro Nacional de Información y Documentación Agropecuario, La Habana, 1990:28.

  
    Volver al índice de plantas                                              Comisión Técnica de Fitomed
  

Configurado para una resolución de 800x600

Copyright © 1999-2003, Infomed Red Telemática de Salud en Cuba
Los contenidos que se encuentran en Infomed están dirigidos fundamentalmente a profesionales de la salud. La información que suministramos no debe ser utilizada, bajo ninguna circunstancia, como base para realizar diagnósticos médicos, procedimientos clínicos, quirúrgicos o análisis de laboratorio, ni para la prescripción de tratamientos o medicamentos, sin previa orientación médica.