SEMILLA

En los antofitos, el embrión en estado de vida latente o amortiguada, acompañado o no de tejido nutricio y protegido por el episperma. La semilla procede del rudimento seminal, que experimenta profundas transformaciones después de fecundado el óvulo que en el se contiene; en las gimnospermas se hallan al descubierto o protegidas por piezas accesorias; pero en las angiospermas se encuentran encerradas en el fruto.