BREVE INFORMACIÓN SOBRE CUBA

La República de Cuba es un archipiélago formado por la Isla de Cuba, la Isla de la Juventud (antes Isla de Pinos) y alrededor de 1 600 cayos e islotes. Su superficie total es de 110 922 km2, con una población aproximada de 10,8 millones de habitantes.
La Isla de Cuba, la mayor del archipiélago cubano, es larga y estrecha. Por su forma se asemeja a un cocodrilo. Su longitud es de 1250 km, teniendo en su parte más ancha 300 km, mientras que su parte más estrecha es de 40 km. Doscientas ochenta y nueve playas naturales conforman gran parte de sus costas.
El clima de Cuba es subtropical. La temperatura media anual es de 250C (770F). Las temperaturas promedio máxima y mínima son de 350C (950F) y 190C (660F), respectivamente.
Desde el punto de vista político-administrativo, Cuba está dividida en 14 provincias y un municipio especial. La Capital es La Habana, con casi dos millones de habitantes. La flora cubana está formada por más de ocho mil especies. Aunque la fauna es abundante y variada, no incluye animales dañinos para el hombre.
El azúcar y sus derivados constituyen el principal renglón de la economía cubana. Otros recursos importantes son el turismo, la minería, la pesca, el tabaco (famoso en el mundo entero), los cítricos y el café.
La cultura nacional tiene rasgos muy definidos y característicos, resultantes de la fusión de varias culturas, principalmente la española y la africana. El Cubano se caracteriza por su jovialidad y su hospitalidad.
Las atracciones turísticas de Cuba, incluyen la playa de Varadero, con más de 20 km de longitud de blanca y fina arena, aguas transparentes y palmeras, la Villa Taína de Guamá, asentada sobre pilotes en plena laguna, la Isla de la Juventud, con sus numerosas cuevas naturales, antaño refugio de piratas y corsarios, que inspiraron a Robert Louis Stevenson su famosa novela La isla del tesoro. Cayo Largo es un lugar paradisíaco donde la naturaleza es su único anfitrión. El Valle de Viñales, con sus típicos mogotes y las muy famosas vegas de tabaco, y sobre todo, su pueblo maravilloso, con el increíble ritmo de la contagiosa música cubana.

LA HABANA
La Habana fue fundada por los españoles en la costa sur de Cuba, y con posterioridad fue trasladada a su localización actual. Su desarrollo territorial y urbano comenzó durante la segunda mitad del siglo XVII, pero no fue hasta el siglo XIX que la ciudad alcanzó su esplendor.
El puerto de La Habana fue durante más de dos siglos el más importante del hemisferio occidental. Constituyó el punto de reunión de las flotas en su viaje de regreso a España,
Se erigieron impresionantes fortalezas: el Castillo de la Real Fuerza (1538), el más antiguo de Cuba y el segundo más antiguo de las Américas, el Castillo de Los Tres Reyes del Morro, que guarda el puerto, la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, terminada en el siglo XVIII y donde todavía se dispara un cañonazo a las nueve horas de cada noche, tradición que data desde la época colonial y que señalaba la hora del cierre de las puertas de la muralla de la ciudad. Algunas de las secciones de dicha muralla todavía se conservan.
La Habana Vieja, ejemplo de su esplendor colonial, es el complejo arquitectónico colonial mejor conservado de las Américas. Por esta razón, el 14 de diciembre de 1982 la UNESCO declaró a La Habana Vieja "Patrimonio cultural de la Humanidad".
La prodigiosa arquitectura de La Habana colonial es admirada por todos los visitantes. Un ejemplo de ella es la Plaza de San Francisco, la segunda más antigua de Cuba, situada en las cercanías del puerto, y que constituyó el centro comercial principal de la antigua ciudad.
Entre los sitios más bellos de La Habana Vieja se encuentran la Plaza de la Catedral; las calles de San Ignacio y Empedrado, con sus adoquines; el Callejón del Chorro y los palacios del Marqués de Arcos, el de los Conde de Casa Bayona y el del Marqués de Aguas Claras. En este último se encuentra en la actualidad el restaurante El Patio.
Algunas edificaciones religiosas son de particular belleza: la Iglesia del Ángel, la Iglesia y el Convento de Santa Clara, y la Iglesia de La Merced, que presenta un marcado contraste entre su modesta fachada y su altar laminado en oro.
El Templete fue construído al pie de una ceiba que señala el lugar donde se celebró el primer cabildo y la primera misa de la ciudad.
La Habana posee numerosos hoteles, restaurantes y bares, cabarets que seguramente harán que el turista tenga una estancia placentera.
Entre los hoteles más notables se encuentra el Hotel Meliá Cohiba, el Hotel Inglaterra, construído con estilo arquitectónico del siglo XIX; el Hotel Presidente, cuya atmósfera recrea un antiguo lujo; El Habana Riviera, el Habana Libre, el Hotel Nacional y el Hotel Capri, con habitaciones confortables que miran desde lo alto la ciudad y el mar.
El mundialmente afamado y refrescante mojito y los más típicos platos de la cocina cubana pueden hallarse en la Bodeguita del Medio, mientras que el Floridita se dedica a la cocina internacional y es la cuna de un especial daiquirí. La Torre de Marfil y el Mandarín son dos restaurantes que se dedican a especialidades de la cocina china y La Casa de los Vinos y el Baturro se caracterizan por presentar los más variados platos españoles. El Emperador, La Torre y el 1830 son restaurantes donde el más exigente gourmet puede regodearse. De fama internacional por sus maravillosos espectáculos artísticos en un fascinante marco tropical, el cabaret Tropicana ofrece al visitante dos opciones: un "Show Bajo las Estrellas", que tiene como telón de fondo una exuberante vegetación y el deslumbrante "Arcos de Cristal".
La Habana, una ciudad con una personalidad muy marcada y su propio encanto, espera por su visita, segura de satisfacer todas sus expectativas.

SEDE DEL SIMPOSIO
El Palacio de las Convenciones se encuentra ubicado en unos placenteros jardines en las afueras de la ciudad, a sólo unos minutos del centro de La Habana y de sus principales hoteles.
El centro tiene una Gran Sala o Plenario con capacidad de 1475 asientos, dos salas para 400 personas cada una, otras salas y salones bien equipados y amplias áreas de exhibición. El centro dispone de organizadores profesionales de congresos y proporciona diferentes servicios para el desarrollo de eventos, tales como mecanografía, traducción e interpretación, fotocopia, dise/no e impresión de documentos. También dispone de servicios de abastecimiento -restaurante, cafetería "self-service" y "snack bars", así como de instalaciones para la atención médica, comunicaciones, tienda y librería. El Palacio de las Convenciones posee, además, un excelente pabellón de exhibiciones, "PABEXPO", a mil metros de sus instalaciones.

 
Home Page