System Messages

“Cambiando la Mentalidad… una guía para ayudar a la construcción de la felicidad”

Libro "Cambiando la Mentalidad… empezando por los jefes"
Entrevistador: Jorge Marques Garcia
Entrevistado: Profesor Dr. Manuel Calviño,

Como parte de las actividades por el aniversario 50 del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas y el aniversario 23 de la red Infomed, el profesor Dr. Manuel Calviño –usuario de la red-  ofrece una entrevista a propósito del Gran Premio al Lector que otorga el Instituto Cubano del Libro obtenido por su obra Cambiando la Mentalidad… empezando por los jefes.

Este libro puede tributar al Diplomado de Administración Pública que cursan los cuadros del Sistema Nacional de Salud, con el objetivo de desarrollar el dominio de nuevas técnicas y modalidades de dirección que contribuyan al cambio necesario hacia las transformaciones del país, además de adquirir nuevos métodos en pos de un mejor accionar en bien de la sociedad a tono con los Lineamientos de la Política Económica y Social, aprobados por el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC).

 

Cuando uno se lo encuentra por los pasillos de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana hablando con sus estudiantes luego de terminar las conferencias, entonces percibe que el profesor que todos los miércoles nos regala 15 minutos para ayudarnos a construir mejor nuestras vidas a través de Vale la Pena, es una especie de ídolo entre alumnos y colegas.

A Manuel Calviño llegué por el Gran Premio del Lector 2015 que le otorgara el Instituto Cubano del Libro por la obra Cambiando la mentalidad… empezando por los jefes, material que según me cuenta “es una invitación a reinventar la epistemología de las relaciones institucionales y de las relaciones humanas a lo interno desde la pareja a la sociedad; y a romper con una epistemología estructural que es del digo XIX marcada en la Cuba que hoy vivimos”.

Me conduce por los pasillos de la facultad, detiene el paso varias veces. Claro, los alumnos quieren felicitarlo (Pienso). Conversa, jaranea, y me indica sentarnos en el patio. “Yo no tengo oficina, trabajo con mis estudiantes en el aula, pero no tengo oficina aquí, es una filosofía de trabajo que llevo hace un tiempito”, me dice. Muy a gusto nos sentamos en un banco y comenzamos a conversar de las motivaciones, de cómo y por qué surgió Cambiando la mentalidad… hasta adentrarnos en la manera en que ha asumido los retos que impuso esta obra.

 “Este libro empieza por las mentalidades obtusas que todavía existen en el país,  no solo como las mentalidades de personas, sino como lo que es a mi juicio tan malo como esto, que son las mentalidades objetivadas en regulaciones, leyes y estilos de trabajo.“

 “Soy un convencido de que nosotros vivimos en un modelo verticalista; y hablo a nivel de país, de familia, de sociedad…dicho muy aburridamente, un modelo epistemológico. El padre siente que manda y que lo que él dice por el bien de su hijo es lo mejor, y así el jefe y así el maestro y así el director del centro. Es un modo de funcionar, y justamente para desarticular ese modo de funcionar -que a mi juico es obsoleto- hay que comenzar a descentralizar procesos, pero por donde es primordial: por los jefes”.

 “Cuando hablo de los jefes en el libro, hablo de todos los implicados en ese modelo epistemológico. Podemos quitar la palabra “jefes” y nombrar el texto “Cambiando la mentalidad… empezando por los padres”; está construido así, porque es mi estilo. La esencia del asunto no es una función, es un modelo mental, un modelo epistemológico. Eso ha sido un factor de impacto, sobre todo porque la gente asume cuando lee que “podría ser mi jefe, pero podría ser yo con mis hijos”. Lo que demuestra en gran medida que si las personas sienten que pueden ser hasta profundamente cuestionadas en su comportamiento, entonces la gente por el contario, está muy dispuesta a asumir la necesidad del cambio”.

“Recuerdo que a los meses de haber lanzado el libro, alguien me preguntó si me estaba dedicando ahora al cambio de mentalidad. Interrogante que me resultó, incluso graciosa, porque yo me dedico al cambio de mentalidad hace más de 50 años porque soy maestro lo cual me convierte en un cambiador de mentalidad, y soy psicólogo hace muchos años. Por lo tanto este libro me sigue avalando como ello. Es un libro oportuno, no oportunista. Es un material que encuentra una discursiva social conductora del concepto. Su máximo valor está en tratar de convertirse en una voz alterna a las personas para entender; y ojalá que para promover, ese cambio de mentalidad sobre todo desde la certeza de que solamente hay un modo de cambiarla; que es cambiándola".

Hablando de retos…

“Quizás el reto más grande del libro y del tema sobre todo, es que uno siempre espera que el otro cambie para cambiar uno y la cuestión de sentirte protagónico, de sentir que solo cambiando cada yo produciremos un cambio es lo más difícil. Probablemente es una filosofía muy idealista y yo soy psicólogo y mi mundo es el mundo de la subjetividad, no alejado de la realidad, pero con una clara convicción de que la gente puede cambiar”.

“Además no es un problema solo científico argumental, hay muchas evidencias. Fíjate lo que ha cambiado la mentalidad del cubano entre 1959 y 1965, y piensa en lo que ha cambiado la mentalidad del cubano luego de la aparición de la nuevas formas de propiedad; por lo tanto el cambio es posible; lo difícil es cuando tú quieres un cambio en una dirección consensuada salvando ciertos fundamentos consensuados. Ahí no es cambiar, ahí es cambiar hacía, cambiar para…”

“Dentro de ese enorme reto en el que yo insisto mucho en el libro y en todos mis escenarios, está el hecho de que no solo estamos diciendo “vamos a cambiar la mentalidad desde y con la mentalidad que tenemos” y por lo tanto se necesitan actores externos que presionen y favorezcan ese cambio. De ahí que el núcleo del problema está en oír a los otros, vivir desde los otros, asumir experiencias con los otros, tener una mirada autocrítica, una apertura a la experiencia y sobre todo saber que todo tiempo futuro puede ser potencialmente mejor”.

“Una cosa es que te impongan las filas y otra cosa es que tú logres consensuar la fila. En Cuba se sigue pensando mucho en el líder como la persona capaz. Lo ideal sería que desaparezca esa visión y creer que el líder se da a la tarea, a la misión y que todos los demás somos los soldados de ese liderazgo, no de las personas. Tendría que producirse un tremendo cambio de mentalidad para dejar atrás la concepción de jefe, convertirla en la concepción de líder y dejar atrás la concepción de líder-jefe para convertirlo en el liderazgo colaborativo. Las personas no son las que nos mueven, sino los intermediarios de las ideas, los conceptos, los propósitos y las metas, en eso consiste el liderazgo; y en la medida en que sea consensuado entonces la gente lo seguirá”.

“El día que nos oigan y hagamos las cosas consensuadas ese día podemos hablar de un verdadero cambio de mentalidad. Se trata de interactuar porque hacer lo que tú dices en lugar de lo que dice tu jefe, es más de lo mismo. La esencia del problema está en quién dice y quién no, quién decide y quién hace. Eso está muy marcado en los cambios que se ejercen hoy en nuestra sociedad y por eso el modelo del jefe hoy irá a parar al mismo lugar”.

“Cambiando la Mentalidad… cayó bien. Yo creo que la razón número uno del éxito del libro es la convicción, el ansia, el deseo y la implicación de las personas en que el cambio de mentalidad no solo es necesario, sino que también es posible y cualquier cosa que lo acerque será siempre bienvenida”.

Por: Lic. Jorge Noel Marqués, Centro Virtual de Convenciones de Salud, CNICM/Infomed.

 

Palabras clave: dirección, entrevista, cambio, libro

Comentarios (9)

Creo que esta GUÍA es lo

Creo que esta GUÍA es lo mejor que a llegado a la publicidad, porque soy del criterio que para dirigir no solo se debe ser un perfeccionar (ni siquiera es suficiente ser bueno en la profesión) porque hay leyes, resoluciones y métodos que el cuadro por obligación debe conocer. gracias profe

muchas felicidades al

Muchas felicidades al profesor Calviño , lo que quisiera saber es dónde encuentro el libro, saludos, felicidades por fin de año.

SOY PSICÓLOGO Y SINCERAMENTE

SOY PSICÓLOGO Y SINCERAMENTE EL PROFESOR CALVIÑO ES UN PARADIGMA DE LA PSICOLOGÍA EN NUESTRO PAÍS. TUVE LA OPORTUNIDAD DE TENER EL LIBRO MENCIONADO Y ME ENCANTÓ, SOY MUY FIEL SEGUIDOR DE LA PSICOLOGÍA ORGANIZACIONAL Y ESTE LIBRO TIENE TODAS LAS HERRAMIENTAS PARA TRABAJAR EN CUALQUIER INSTITUCION. GRACIAS CALVIÑO POR TAN VALIOSO LIBRO Y FELIZ DIA DEL EDUCADOR. UN ADMIRADOR DE TODAS SUS OBRAS...

Es una lástima que ese libro

Es una lástima que ese libro no haya tenido una mayor distribución, sería muy útil, además lo pueden poner en las páginas de infomed. Felicidades al Prof. Calviño

Muy buen libro, nos hace

Muy buen libro, nos hace reflexionar y ya por eso merece el Premio. Lástima que el autor no haya podido plasmar sus experiencias como jefe y/o líder, enfrentarse a las contradicciones que día a día se presentan entre lo que cree correcto, lo que se pide del jefe (quien tiene por supuesto un jefe), lo que quisiera aplicar (si pretende seguir la metodología para el cambio), en fin, la vida en el accionar diario del jefe. Coincido que debe ser líder, debe ser respetado por sus virtudes, visión hacia el desarrollo y poder de convencimiento, no por el cargo en sí. Se requieren soluciones para atenuar lo que ocurre y es que cada día menos personas jóvenes capaces para liderar aceptan afrontar esa responsabilidad. Leer el libro, estudiarlo, claro habría que motivar esa lectura, podría ser una ayuda en esa dirección. Reitero las felicitaciones al Prof. Calviño

hola, soy estudiante de 2do

Hola, soy estudiante de 2do año de comunicación social en la UH. Soy, además, eterna seguidora del profesor Calviño, y aprovecho la ocasión no solo para elogiar tan ineludible libro, sobre todo con los cambios sociales, políticos y culturales que nos circundan; sino también para felicitarlo y expresarle mi admiración que cada día aumenta. Qué suerte de tener a un hombre como ese entre nosotros y tener en común el hecho de ser cubanos !!! Saludos profe Calviño y feliz año nuevo!!!

A buena hora Dr Calviño!me

A buena hora Dr Calviño!me pregunto dónde podría adquirir el libro?, al leerlo tendría oportunidad de dar mi opinión. Gracias y feliz año nuevo !!!

Es un libro muy bueno y ojalá

Es un libro muy bueno y ojalá se entienda la necesidad del cambio de mentalidad.

Soy licenciada en enfermería

Soy licenciada en enfermería y pienso que si es muy importante cambiar la mentalidad en muchos momentos de nuestra vida y más ahora en estos tiempos que vivimos. Soy una gran admiradora del profesor Manuel Calviño,y es como él dice, el líder se da a la tarea, si, se ve al léder como la persona capaz, pero los demás también somos capaces de enfrentar culquier tarea, dejando a un lado esa concepción de jefe. Debemos de ser escuchados y ser valorados por las cosas que seamos capaces de hacer, aún sin ser jefes.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes spam.
Image CAPTCHA
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.