System Messages

Noviembre, mes para pensar en el cáncer de pulmón

Aunque el 17 de noviembre es el Día Mundial del Cáncer de Pulmón por consenso global, en muchos países se dedica el mes de noviembre por completo para realizar campañas de concienciación sobre este problema de salud que según la Organización Mundial de la Salud, provoca hoy cerca de 1,69 millones de defunciones.

El cáncer en general se produce por la transformación de células normales en células tumorales, en un proceso por etapas en las que ocurre una progresión de una lesión precancerosa a un tumor maligno. Estas alteraciones son el resultado de la interacción entre los factores genéticos propios del paciente y tres categorías de agentes externos, a saber:

» carcinógenos físicos, como las radiaciones ultravioletas e ionizantes
» carcinógenos químicos, como el amianto, los componentes del humo de tabaco, las aflatoxinas (contaminantes de los alimentos) y el arsénico (contaminante del agua de bebida)
» carcinógenos biológicos, como determinados virus, bacterias y parásitos

El envejecimiento es otro factor fundamental en la aparición del cáncer. La incidencia de esta enfermedad aumenta muchísimo con la edad, probablemente porque se van acumulando factores de riesgo para determinados tipos de cáncer. En el adulto mayor, la acumulación general de factores de riesgo se combina con la pérdida de eficacia de los mecanismos de reparación celular que suele ocurrir con la edad.

El cáncer de pulmón puede afectar a cualquier persona, pero algunos factores aumentan el riesgo de padecerlo:

» consumo de tabaco y de alcohol, incluyendo el fumador pasivo
» antecedentes familiares
» exposición al asbesto, arsénico, cromo, berilio, níquel, hollín o alquitrán
» exposición a la radiación (rayos X, radón)
» Infección por VIH
» Contaminación del aire

En Cuba se ha avanzado mucho en el tratamiento de este tipo de neoplasia. Creada por especialistas del Centro de Inmunología Molecular, la vacuna terapeútica Cimavax-efg contra el cáncer de pulmón avanzado de células no pequeñas ha sido aplicada en más de 5000 pacientes cubanos con promisorios resultados.

El racotumomab (Vaxira) es un anticuerpo monoclonal anti-idiotipo murino de isotipo IG1 generado contra el AcM P3. La inmunización de pacientes portadores de tumores de pulmón de células no pequeñas con esta vacuna induce la producción de anticuerpos capaces de provocar el lisado de la superficie tumoral.

Ambas vacunas para el cáncer de pulmón ofrecen la posibilidad de convertir el cáncer avanzado en una enfermedad crónica controlable, en tanto genera anticuerpos contra las proteínas desencadenantes del descontrol en los procesos de proliferación celular.

Les proponemos algunas publicaciones científicas cubanas sobre el cáncer de pulmón en la base de datos LILACS (Literatura Latinoamericana y del Caribe en Ciencias de la Salud):

» Differential effects of two therapeutic cancer vaccines on short- and long-term survival populations among patients with advanced lung cancer

» Broncoscopia como método diagnóstico del cáncer de pulmón, Santiago de Cuba 2016-2018

» Is there a subgroup of long-term evolution among patients with advanced lung cancer?: hints from the analysis of survival curves from cancer registry data

 

Palabras clave: cáncer de pulmón, Cuba, vacunas