System Messages

El placer sexual en tiempos de crisis por COVID-19

"El placer sexual en tiempos de crisis por COVID-19" es el tema al que se dedica este año el Día Mundial de la Salud Sexual, que cada 4 de septiembre -desde 2010- convoca a revisar cómo la promoción de la salud sexual y de los derechos sexuales contribuye a lograr una sociedad más justa para todas las personas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la salud sexual como un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad, que requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia.

Para que la salud sexual se logre y se mantenga, agrega la OMS, los derechos sexuales deben ser respetados, protegidos y ejercidos a plenitud. La sexualidad es un aspecto central del ser humano a través de su vida e incluye sexo, identidades y roles de género, orientación o preferencia sexual, erotismo, placer, intimidad y reproducción.

La nueva situación mundial originada por la pandemia de la COVID-19 precisa una atención especial por las medidas de confinamiento, distanciamiento social y de higiene recomendadas para su control, así como por las consecuencias sanitarias, sociales y económicas tras la desescalada de las citadas medidas para normalizar la vida.

En cada región del mundo la infección por SARS-CoV-2 ha llegado en diferente momento, con una incidencia distinta y con medidas gubernamentales diversas, pero en la sociedad habrá efectos significativos en la salud sexual, en las relaciones de pareja, familiares y sociales, y en la salud mental, así como también existirán dificultades económicas por la pérdida de muchos empleos, que serán las principales fuentes de preocupación.

En este contexto, la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS, por sus siglas en inglés) centra su atención en la protección de la salud y los derechos sexuales y en la promoción de la igualdad de género y el respeto a la diversidad sexual.

Del mismo modo que las enfermedades afectan de manera diferente a las mujeres y a los hombres, la situación de pandemia aumenta las desigualdades existentes, así como la discriminación de los grupos poblacionales minoritarios por cualquier condición (diversidad funcional, población LGTBIQ, inmigrantes, etc.)

En épocas de crisis, como la situación de cuarentena, las mujeres y las niñas presentan un riesgo más elevado de padecer violencia de pareja, abuso sexual y violencia intrafamiliar como resultado de las tensiones crecientes en el hogar por el confinamiento. También se enfrentan a mayores riesgos de otras formas de violencia de género, incluidas la explotación y el abuso sexual.

La provisión de apoyo de salud mental y psicosocial para las personas, las familias, la comunidad y el personal que atiende los servicios básicos es fundamental para mantener la salud y los derechos. Los sistemas de vigilancia y respuesta deben tener en cuenta aspectos como el sexo, el género, la edad, factores de riesgo por motivos de salud, la situación laboral y el estado de embarazo.

Hay que remarcar que la protección individual protege a otros de enfermarse, que la vida debe seguir y que la sexualidad es una parte inseparable y esencial de los seres humanos.

Sin embargo, también es importante resaltar los resultados positivos de la actividad sexual, de acuerdo con la declaración de la WAS sobre el placer sexual. Esta situación también es una oportunidad para celebrar y promover el placer sexual, para resaltar las posibilidades de acceder a una vida sexual placentera, libre de coerción, motivando a las personas a buscar resultados positivos de la actividad sexual, explorando sus cuerpos y relaciones.

El confinamiento también puede ayudar a explorar nuevas formas de expresión sexual, o recuperar algunas de nuestras preferidas. También puede hacernos reflexionar sobre el papel que tiene la sexualidad en nuestras vidas.

La colaboración y las alianzas de WAS con la OMS, el UNFPA y otras agencias de Naciones Unidas para apoyar a los Ministerios de Salud y otros relacionados con el control de la pandemia son fundamentales para asegurar una información correcta sobre las precauciones para evitar contagios y riesgos potenciales asociados a la actividad sexual y los riesgos de aumento de la violencia hacia las mujeres, la infancia y los grupos poblacionales más vulnerables.

La Biblioteca Virtual en Salud (BVS-Cuba) le propone revisar la Revista Sexual Medicine, la cual publica temas de medicina relacionadas con esta temática.

 

Palabras clave: salud sexual, día mundial, pandemia, COVID-19, placer sexual, derechos sexuales, BVS-Cuba