System Messages

Causas de muerte y tasas de mortalidad infantil entre los nacimientos a término en los Estados Unidos entre 2010 y 2012: Un estudio observacional

La figura muestra la clasificación a nivel estatal según la Tasa de Mortalidad Infantil a Término (FTIMR)

Causes of death and infant mortality rates among full-term births in the United States between 2010 and 2012: An observational study. Bairoliya N, Fink G. PLoS Med; 2018: 15(3): e1002531. https://doi.org/10.1371/journal.pmed.1002531

Antecedentes: Si bien la gran prevalencia de nacimientos prematuros y su impacto en la mortalidad infantil en los Estados Unidos ha sido ampliamente reconocida, los datos recientes sugieren que incluso los nacimientos a término en los Estados Unidos enfrentan riesgos de mortalidad sustancialmente mayores en comparación con los países europeos con bajas tasas de mortalidad infantil. En este artículo se emplean los registros de nacimiento más recientes en los Estados Unidos, para analizar más de cerca las  principales causas subyacentes en las tasas de mortalidad entre los nacimientos a término.

Métodos y hallazgos: Los registros de nacimientos y defunciones vinculados al período 2010-2012 se utilizaron para identificar la carga de morbilidad infantil específica del estado y de la causa entre los recién nacidos a término (nacidos a las 37-42 semanas de gestación). Se usaron modelos logísticos multivariables para evaluar hasta qué punto las diferencias a nivel estatal en la Mortalidad Infantil a Término (FTIM por sus siglas en inglés) eran atribuibles a las diferencias observadas en las características de la madre y del nacimiento. Se usaron modelos de efectos aleatorios para evaluar la contribución relativa de la variación a nivel estatal para la mortalidad infantil a término. Los resultados de mortalidad hipotética se calcularon bajo la suposición de que todos los estados podrían alcanzar las tasas de supervivencia de los estados de mejor rendimiento. Se analizaron un total de 10,175,481 niños nacidos a término en los Estados Unidos entre el 1 de enero de 2010 y el 31 de diciembre de 2012. La Tasa de FTIM (FTIMR) fue de 2.2 por 1,000 nacidos vivos en general, y varió entre 1.29 (Connecticut, 95% CI 1.08, 1.53) y 3.77 (Mississippi, 95% CI 3.39, 4.19) a nivel estatal. Ningún estado alcanzó las tasas reportadas en los 6 países europeos de baja mortalidad que fueron analizados (FTIMR <1.25), y 13 estados tuvieron una FTIMR> 2,75. La muerte súbita e inesperada en la infancia (SUDI por sus siglas en inglés) representó el 43% de la FTIM; las malformaciones congénitas y las afecciones perinatales representaron 31% y 11,3% de la FTIM, respectivamente. Los mayores diferenciales de mortalidad se encontraron para la SUDI entre los estados con buena FTIMR y los estados con pobre FTIMR, con diferenciales de riesgo particularmente grandes para los fallecimientos por síndrome de muerte súbita infantil (SIDS) (odds ratio [OR] 2,52, IC 95% 1,86, 3,42) y asfixia (OR 4.40, IC 95% 3.71, 5.21). Aunque estas diferencias de mortalidad se explican parcialmente por las diferencias estatales en educación materna, raza y salud materna, la variación sustancial a nivel estatal en la mortalidad infantil se mantuvo en los modelos totalmente ajustados (PEID o 1.45, asfixia OR 2.92). Debido a limitaciones de los datos, no pudo determinarse  en qué medida estos diferenciales estatales se deben a los diferentes niveles de atención prenatal así como a un acceso diferenciado a los servicios de salud. En general, las estimaciones sugieren que la mortalidad infantil podría reducirse en 4.003 muertes (IC de 95% 2.284, 5.587) anualmente si todos los estados alcanzaran los niveles de mortalidad estatal de mejor rendimiento en cada categoría de causa de muerte. Las principales limitaciones del análisis son que no estaba disponible la información sobre las tasas de terminación a nivel estatal y que las causas de las muertes pudieron haberse codificado diferencialmente entre los estados.

Conclusiones: Más de 7.000 bebés nacidos a término mueren cada año en los Estados Unidos. Los resultados presentados en este documento sugieren que una parte sustancial de estas muertes puede prevenirse. Las mejoras potenciales parecen particularmente importantes en el caso de la muerte súbita infantil inesperada, donde se han logrado tasas muy bajas en algunos estados, mientras que las tasas de mortalidad promedio siguen siendo altas en la mayoría de las otras áreas. Dada la alta carga de mortalidad debido al SIDS y la asfixia, los esfuerzos de las políticas para promover el cumplimiento de las disposiciones recomendadas para el sueño seguro, podrían ser un primer paso efectivo en esta dirección.

Palabras clave: mortalidad infantil, indicadores de salud, Estados Unidos

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes spam.
Image CAPTCHA
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.