System Messages

Hoy en la Mesa Redonda: Ciencia, tecnología, envejecimiento y salud mental

  • FUENTE: Granma
  • 18 Diciembre 2015
Enfermedad de Alzhei­mer

¿Tendrá cura el alzhéi­mer? ¿Cuál es el comportamiento de la enfermedad en Cuba y en el mundo? ¿Dón­de y cómo invertir para aliviar sus costos humanos, económicos y sociales?

Pres­ti­­gio­sos científicos y médicos extranjeros y cubanos evalúan los serios desafíos que  plantea a la comunidad de expertos y a las sociedades modernas, el dinámico envejecimiento de la población y el consecuente deterioro de la salud mental en la llamada tercera edad, en la Mesa Redonda que hoy, desde las 7 p.m. transmitirán Cubavisión, Cubavisión Inter­nacional y Radio Habana Cuba. El programa será retransmitido al cierre por el Canal Educativo.

Para consultar información actualizada sobre la enfermedad de Alzhei­mer le invitamos a visitar el sitio web dedicado a este tema de salud, de la red de portales temáticos de Infomed.

Palabras clave: Alzhei­mer, envejecimiento poblacional, Cuba, Mesa Redonda

Comentarios (6)

Felicidades. Me parece

 
 

Felicidades. Me parece oportuno la introducción del tema, asociado a la realidad poblacional cubana: nuestro envejecimiento poblacional que es, a diferencia de lo que muchos podrían pensar, un logro de nuestro programa de salud. Considero que este logro conduce a la creación de una infraestructura con solidez biomédica y científica en la que considero 4 pilares básicos que deben ser tomados en cuenta, sin que sean estos los únicos, obviamente.. Primero: Instruir, educar y enseñar a la población es importante, justo allí, a pie de hogar y familia, empleando todas las vías de divulgación posibles, porque no todos tienen acceso a la web y ciertamente a veces los cuidadores son ya muy mayores, tan mayores como quien recibe el cuidado.

El componente educativo en la sociedad es vital, no solo en cómo atender y cuidar, vale entender que el cuidador necesita ser protegido, sea familiar o como opción laboral (aspecto este que podría evaluarse y cuya remuneración económica debe ser óptima y el personal adecuadamente seleccionado).

La detección de signos de alerta dentro de la dinámica cotidiana de la familia, fallos en la ejecución de actividades en la vida cotidiana, olvidos, depresiones, etc.... o sea, hay una amplia gama de cambios conductuales que si se conocen pueden ser identificados y por ende, solicitar orientación ayuda médica, porque la demencia no es un gran saco donde cabe todo. Posee un diagnóstico diferencial mediante herramientas conocidas e implementadas. La familia, el vecino próximo, los amigos e incluso los compañeros de trabajo son sensores muy eficientes sabiendo qué se está comportando diferente.

Por otro lado y no menos importante cultivar en la población hábitos y estilos de vida que se conocen hoy tienen un potente efecto "protector/retardador" sobre los trastornos cognitivos y motores asociados a la edad y neurodegeneraciones como la enfermedad de Alzheimer, dígase, actividad física, nutrición adecuada e información complementaria de diferentes alimentos y su valor, hábitos de lectura, los llamados juegos para el cerebro como el sudoku, crucigramas etc que pueden distribuirse a manera de pequeños y simples folletos; cursos de temas variados pero de interés en el sector de la mediana-tercera edad, organización de grupos comunitarios vinculados por manifestaciones artísticas y otros intereses, naturaleza, fotografía, y actividades de socialización e inclusión.

Nuestra universidad del adulto mayor ha demostrado cuanto de bueno cambia la vida del "estudiante" que a ella se vincula. Tal vez pensar en más sedes… Segundo: El desarrollo de estrategias y normas o estándares normativos diagnósticos en la población cubana, no solo para la E.A. sino para otras degeneraciones asociadas a la edad que pueden iniciarse confusamente con alteraciones conductuales similares y en el caso que nos ocupa es MUY MUY importante centrar simultáneamente la atención en su condición sub clínica o preclínica, el deterioro cognitivo leve o ligero, fuente natural de la cual se "nutre" mayoritariamente la E.A. Esto permitiría la detección precoz de potenciales pacientes y/o prevenir la evolución a la condición demencial, su seguimiento y terapéutica temprana.

Tercero: No existe una solución terapéutica para la E.A en términos de reversión o prevención de la misma, no hay cura disponible hoy. Resulta entonces válido evaluar la existencia de potenciales estrategias alternativas terapéuticas, dígase principios bioactivos derivados de productos naturales; productos biotecnológicos cubanos de los cuales hoy se avizora su potencial efecto neuroprotector y algunos dominios en la medicina regenerativa como las células madre, siempre que se demuestre objetiva y científicamente su potencial neuroprotector como blanco terapéutico a demostrar en el contexto alzhemeriano y neurodegenerativo.

Esta proyección se sustentaría en desarrollar investigaciones básicas y preclínicas en el tema de envejecimiento cerebral, demencia y biomodelos afines, donde el Ciren, por ejemplo, tiene un amplio y solido camino recorrido. En este contexto, la interrelación básico-clínica resultará, como siempre, decisiva.

Cuarto: Asumamos que la concepción terapéutica de las neurodegeneraciones hoy involucra no solo en componente tradicional: el fármaco. Incluye de forma decisiva el valor de la rehabilitación cognitiva, física, ejecutiva, de coordinación y otras líneas así como la conjunción de la familia cercana y la comunidad en el apoyo afectivo, no solo del ocuparse sino también del preocuparse por hacerle llegar afecto y cariño. Todo esto es hoy una terapia multifactorial que al mismo tiempo es personalizada. No hay enfermedad, sino pacientes y, los matices en cada paciente y su entorno deciden en última instancia la conformación de la terapéutica a seguir con cada uno de ellos y por ende sus resultados. Alcanzar esto es un gran reto que demandará recursos sociales, económicos significativos y de voluntad, pero no imposible. Aunar aportes, esfuerzos y experiencia en el desarrollo de una estrategia biomédica y científica que permita el logro de objetivos reales a diferentes tiempos o plazos, es responsabilidad nuestra hoy. Con la demencia C.I. Fernández, Investigadora Env. Cerebral y Alzhéimer. CIREN

 

Hay diferentes actividades

Hay diferentes actividades intelectuales, participando en todo tipo de actividades mejora nuestras vida.

Es extremadamente urgente

Es extremadamente urgente buscar alternativas para ayudar a nuestra población que mentalmente se deteriora, informar, preparar a los cuidadores. Es triste ver un ser muy querido aquejado. Sólo queda ayudarlo y hacerle la vida un poco más placentera. Tengo fé en el mejoramiento humano y que todavía queda mucho por investigar al respecto. Muy buena idea publicar este programa, nos sentimos informados. Gracias.

Necesito informacio sobre la

Necesito información sobre la enfermedad de Alzheimer. Estamos investigando sobre ésta o otras enfermedades de la tercera edad.

    Estimado Mario: Le

 
 

Estimado Mario: Le sugiero visitar el sitio web dedicado a la enfermedad de Alzheimer, que es parte de los sitios temáticos de la red de portales de Infomed. Aquí le dejo la dirección: http://www.alzheimer.sld.cu/

Saludos,

MSc. Dra. Patricia Alonso Galbán
J´de Grupo del Portal Web y Comunicación
Dpto. de Servicios Especiales de Información-CNICM

 

Hay diferentes actividades

Hay diferentes actividades intelectuales, como el jugar ajedrez, la lectura, el completar crucigramas o las interacciones sociales frecuentes, que parecen retardar la aparición y reducir la gravedad del Alzheimer

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes spam.
Image CAPTCHA
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.