Al Día Publicación de Salud en Cuba

 

 

 

 

Descarga

Secciones

 

 

Noticias de salud
Tendencias
Salud en Cuba
Coordenadas de la noticia
Efemérides
Archivos
Home

logo de Infomed

  Navegar el Sitio
   Eventos
  Directorio
  Servicios
  Sistema de Salud
  Sitios de Salud
  Otros Sitios
  Revistas Médicas
  Acerca de Infomed
   Biblioteca Virtual
   Universidad Virtual
  Vigilancia en Salud
  Telemedicina
  Recursos en Infomed
  Recursos en Internet
  Libros
  Obras de referencia
  Publicaciones seriadas

 

    
martes, 8 de febrero del 2000  
Un nuevo inhibidor de proteasa demuestra eficacia, según fabricantes
Utilización de ordenador permite visualizar tumores en 30 segundos
Una destacada investigación sobre cáncer de mama contenía datos falsos
Más de diez millones de personas morirán de cáncer en el año 2020
Resumen de los diez artículos de la Carta de París.
Despejan incógnita que relaciona bacterias del suelo con antibióticos
Noticias Ampliadas
 

Un nuevo inhibidor de proteasa demuestra eficacia, según fabricantes

Un nuevo inhibidor de la proteasa, como se denomina a un tipo de sustancias empleadas para combatir el sida, ha dado resultados óptimos en las pruebas clínicas realizadas hasta ahora, indicaron hoy científicos de Sudáfrica. Los resultados obtenidos con el fármaco, fabricado por la industria farmacéutica Bristol Myers Squibb, han sido presentados en la VII Conferencia de Retrovirus e Infecciones Oportunistas que se celebra en San Francisco. El BMS-232632 es un inhibidor de la proteasa que se toma una vez al día y ha revelado "ser eficaz a la vez que mantiene un perfil favorable de seguridad", señaló Ian Sanne, responsable de la Unidad de Pruebas Clínicas en el departamento de Microbiología de la Universidad de Witwatersrand en Johanesburgo, Sudáfrica.

Otro fármaco de la misma empresa farmacéutica, la didanosina, fue aprobado en diciembre también para ser tomado como una sola dosis diaria, en dos tabletas, que se conocen como Videx. Los inhibidores de la proteasa son sustancias que bloquean esta enzima, necesaria para que el virus se replique. Los inhibidores de la integrasa y la transcriptasa cumplen una función similar aunque dirigidos hacia otras enzimas. Los tres constituyen algunos de los fármacos más potentes que se conocen en el coctel de drogas que se emplea para frenar el desarrollo de la enfermedad.

Fuente: San Francisco, Estados Unidos, feb. 4/00 (EFE)

Titulares

Utilización de ordenador permite visualizar tumores en 30 segundos

Enfermedades como el cáncer de colon podrán diagnosticarse en 30 segundos mediante un ordenador similar al utilizado para crear los dinosaurios de la película Parque Jurásico, se informó en el I Congreso Internacional sobre Endoscopía tridimensional, celebrado en Parma, al norte de Italia. Las imágenes en tres dimensiones, creadas por un ordenador igual al que hace ocho años dio vida a los dinosaurios de Steven Spielberg, ayudarán a los médicos a reconocer a sus pacientes y a luchar contra los tumores sin el empleo de medios dolorosos, según Roberto Passariello, profesor de la Universidad de La Sapienza.

El ordenador permite, después de realizar una resonancia magnética, visualizar, en tan sólo 30 segundos, la imagen tridimensional del órgano que se quiere examinar, y no sólo su apariencia externa como hasta ahora, afirmó el radiólogo. Las aplicaciones que ofrece este sistema de diagnóstico seguirán ampliándose en el futuro y se extenderán a otros campos de la medicina, aseguró Passariello. Este congreso, al que han acudido especialistas europeos y estadounidenses, ha analizado los estudios que desde 1996 se han realizado sobre cirugía virtual, concretó el profesor Pellegrino Basso, uno de los organizadores del evento. La imagen producida por el ordenador no es la verdadera imagen del cuerpo, "pero está tan cerca de la real que nos permite trabajar con tranquilidad", destacó Basso.

Fuente: Roma, feb. 4/00 (EFE)

Titulares

Una destacada investigación sobre cáncer de mama contenía datos falsos

Una reputada investigación científica que anunciaba avances en el tratamiento del cáncer de mama, ha resultado contener datos falsos, informó el diario The New York Times. El estudio, realizado por un científico sudafricano, concluía que una alta dosis de quimioterapia, combinada con un trasplante de médula espinal, podía prolongar la vida de las mujeres afectadas por un cáncer de mama avanzado. Según el diario, el investigador, Werner Bezwoda, de la Universidad de Witwatersrand en Johanesburgo, comparó dos tipos de pacientes, a los que teóricamente se les había dado un tratamiento muy fuerte y otro más controlado, pero mintió sobre el tipo de tratamiento otorgado a estos últimos.

Las sospechas sobre el fraude se produjeron en el momento en que Bezwoda presentó esta investigación en la conferencia más importante del año, de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica, celebrada en mayo pasado en Atlanta, Georgia. Las conclusiones de este informe eran contrarias a las de otros cuatro estudios presentados en el mismo foro, que señalaban que no había pruebas de que ese tratamiento combinado beneficiase a las mujeres con un cáncer de mama avanzado. Un grupo de investigadores estadounidenses se trasladó a la universidad sudafricana para examinar los datos que contenía el informe y descubrieron que no eran los mismos que se reportaban en el estudio. La Universidad de Johanesburgo abrió una investigación interna sobre el estudio de Bezwoda y determinó que había falsificado datos.

El científico ha renunciado a su puesto en este centro, tras admitir que cometió una "seria infracción de la honestidad y la integridad científica". Según la Coalición Nacional de Cáncer de Mama, que defiende a pacientes afectados por esta enfermedad, este descubrimiento implica que no hay evidencias de que el uso de altas dosis de quimioterapia, junto con un trasplante de médula espinal sea favorable para el tratamiento del cáncer de mama.

Fuente: Washington, feb. 5/00 (EFE)

Titulares

Más de diez millones de personas morirán de cáncer en el año 2020

Más de diez millones de personas morirán de cáncer sólo en el año 2020, de acuerdo con los cálculos de un grupo de oncólogos reunidos en París en una cumbre mundial sobre esa enfermedad, contra la que han pedido una declaración de auténtica "guerra mundial." Actualmente, mueren de cáncer cinco millones de personas al año y otras tantas contraen la enfermedad, pero dentro de 20 años estas cifras se duplicarán, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El jefe del departamento de Oncología del Hospital de la Pitié Salpétriere de París, David Khayat, promotor de la cumbre junto con su colega del Anderson Center de Houston, Estados Unidos, Gabriel Hortobagyi, subrayó la necesidad de "despertar al mundo entero sobre la realidad del cáncer". Esta enfermedad "no ha sido objeto de una atención a la medida de los sufrimientos y de la desesperanza que ocasiona", manifestó. Esta es la primera vez en la historia, según los organizadores, que expertos, personalidades y enfermos de cáncer se reúnen en busca de fórmulas para prevenir y combatir la enfermedad.

Los trabajos y conferencias culminarán con la firma de la Carta de París contra el cáncer, acto en el que participarán el presidente francés, Jacques Chirac, y el director general de la UNESCO, Koichiro Matsuura, entre otros. En ese documento de objetivos se solicita el apoyo de los gobiernos y de las autoridades competentes, pero también de los expertos y de los enfermos de todo el mundo porque "es cada vez más evidente que la lucha contra el cáncer no puede realizarse de manera aislada", explicó Khayat. "La batalla sólo podrá ganarse por la creación, a escala mundial, de colaboraciones sin precedentes entre gobiernos, industria, comunidad científica, servicios médicos y enfermos", recalcó. El Premio Nobel de Medicina, Joshua Lederberg, manifestó por su parte, que eliminar el cáncer "va a ser francamente difícil, por no decir imposible" y consideró que "lo mejor será intentar conservar nuestro nivel de inmunidad y acostumbrarnos a vivir con esta enfermedad mediante la ingesta de medicamentos". Lederberg advirtió que el propio crecimiento de la población mundial se encargará de multiplicar el número de pacientes con tumores cancerígenos en los próximos años.

La Carta de París será el primer llamamiento lanzado a escala mundial contra esta enfermedad y tiene por objeto mejorar los tratamientos y la investigación sobre el cáncer en el mundo, "así como dar mayor autonomía a los enfermos informándoles sobre su dolencia", explicaron sus promotores. Esta cumbre, agregaron, es "un medio enérgico de atraer la atención sobre el cáncer, considerado como un problema mundial de salud pública". Según el director del National Cancer Institute de Estados Unidos, Richard Klausner, el cáncer "podría convertirse en la gran plaga del siglo XXI", si no se destinan importantes inversiones a la investigación científica y la atención médica de los afectados. Frances Visco, presidenta de la Coalición Nacional contra el Cáncer de Mama de Estados Unidos, subrayó que los enfermos curados y las asociaciones de ayuda "ofrecen una perspectiva única y considerable en la lucha contra el cáncer". "Deben implicarse a todos los niveles en la toma de decisiones en todo lo relativo a la política en materia de salud pública, cuidados e investigación sobre el cáncer", recalcó. La Carta de París consta de un preámbulo y diez artículos que contienen un conjunto de principios que los firmantes se comprometerán a cumplir para "hacer todo lo que esté en su poder" en favor de la prevención y lucha contra la enfermedad.

Fuente: París, feb. 3/00 (EFE)

Titulares

Resumen de los diez artículos de la Carta de París.

La Carta de París contra el cáncer consta de un preámbulo y diez artículos para impulsar la prevención y la lucha contra esa enfermedad, así como la mejora de las condiciones de vida de los enfermos de todo el mundo. Los firmantes de la carta, el primero de ellos el presidente de Francia, Jacques Chirac, y a partir de ahora de todo aquel que lo desee, declaran que: "Toda persona que padezca cáncer tiene los mismos derechos que cualquier otro ser humano". (artículo I) y se comprometen a:

— "Comprender y erradicar los estigmas asociados al cáncer para redefinir de manera indiscutible esta enfermedad como una patología biológica potencialmente curable y no como una condición social".
(artículo II) — Hacer todo lo posible por "mejorar el financiamiento gubernamental e industrial de la investigación fundamental, apoyar y animar a quienes innovan y mejoran las condiciones que permitan a los científicos trabajar con total libertad, para que los límites actuales del conocimiento retrocedan cada día más".
(artículo III) — Promover "una práctica médica basada en informaciones probadas y una definición clara de los "cuidados de calidad", así como dar prioridad "a esos "cuidados de calidad" en materia de cáncer dentro de las atribuciones presupuestarias nacionales, de acuerdo con las necesidades relacionadas con la importancia de esta enfermedad".
(artículo IV) — "Desplegar con urgencia los conocimientos y las tecnologías existentes que permitan la prevención del cáncer para contener la rápida progresión de esta enfermedad", que hacia el 2020 matará a 10 millones de personas de los 20 millones que se prevé que la padecerán cada año.
(artículo V) — "Acelerar el desarrollo de la aplicación a escala mundial de las tecnologías de detección confirmadas y de aquellas que lo serán, para que todos los individuos susceptibles de beneficiarse de ellas puedan hacerlo efectivamente, con independencia de su raza, de su nacionalidad o de sus condiciones socioeconómicas.

(artículo VI) — "Reforzar el hecho de que el paciente se convierta en un socio activo en la lucha contra el cáncer" y promover los principios necesarios para "el acceso igualitario a la información sobre el origen, la prevención y los medios de detección, diagnóstico y tratamiento del cáncer", que incluyen "no sólo cuidados clínicos, sino también una información y un apoyo sicológico" del enfermo.
(artículo VII) — "Reforzar el compromiso en materia de calidad de las condiciones de vida de aquellos que luchan contra el cáncer".
(artículo VIII) — "Apoyar activamente el concepto de planificación nacional de lucha contra el cáncer en función de los recursos y las necesidades locales" y "animar a todas las comunidades implicadas en la lucha contra esa enfermedad a garantizar que esta planificación dé suficiente prioridad a la crisis actual en materia de cáncer, y a aprovechar mejor las oportunidades" para reducir la mortalidad por esta causa.
(artículo IX) — "Poner en marcha las alianzas y los circuitos mundiales sin precedentes para alcanzar los objetivos fijados en la presente carta" y "garantizar que después de la firma de este documento los objetivos a alcanzar no serán abandonados".
(artículo X) Para conocer en detalle estos diez capítulos, así como la posibilidad de adherirse a los principios enunciados en la Carta de París hay que remitirse a la página de Internet siguiente: www.CharterAgainstCancer.Org.

Fuente: París, feb. 4/00 (EFE)

Titulares

Despejan incógnita que relaciona bacterias del suelo con antibióticos

Científicos de la Universidad de Minnesota despejaron una incógnita de cincuenta años de antigüedad, sobre la relación entre bacterias que se hallan en suelo cultivable y el desarrollo de algunos de los más poderosos antibióticos conocidos. Las bacterias del suelo producen algunos de los componentes farmacológicos más importantes, que incluyen la eritromicina, la estreptomicina y la tetraciclina, elementos básicos de los antibióticos que curan enfermedades como la tuberculosis, o que combaten infecciones bacterianas.

Los descubrimientos médicos más recientes incluyen también nuevos medicamentos, derivados de microbios presentes en cualquier suelo natural, que posibilitan la reducción de niveles de colesterol en millones de personas. Además, les han prolongado la vida a todos aquellos que se han sometido a trasplantes de órganos, o que son víctimas de diversos tipos de cáncer. Los microbiólogos Yongquan Xue y David Sherman, lograron diseccionar el mecanismo bioquímico mediante el cual bacterias comunes como la Streptomyces venezuelae, genera moléculas biológicamente activas conocidas como macrólidos. Estas moléculas son capaces de matar o desactivar el funcionamiento de las células de otra especie. Este logro permitió a los dos científicos descifrar la manera en que las diversas partes de esta maquinaria trabajan en forma individual, y cómo actúan en conjunto para crear un sistema biosintético activo. "Con esta información esperamos poder crear una gran cantidad de nuevas estructuras con actividades biológicas útiles, para aplicaciones en el terreno antibiótico, antimicótico, anticancerígeno, o de la actividad inmunosupresiva", indicó Sherman. El especialista es director del programa de doctorado en Microbiología, Inmunología y Patología, y catedrático de Microbiología del Instituto de Tecnología Biológica de la Universidad de Minnesota.

La Streptomyces venezuelae, y sus compuestos, fueron aislados hace unos cincuenta años por científicos estadounidenses, que determinaron que en vez de producir un sólo compuesto biológicamente activo, la bacteria tenía la inusual capacidad de generar cuatro compuestos distintos. Desde entonces se había asumido que la bacteria produce macrólidos a través de un proceso bioquímico lineal y altamente constreñido. Pero Xue y Sherman han logrado demostrar ahora que el proceso de esta bacteria en realidad se divide en dos direcciones independientes, cada una con la capacidad de producir múltiples compuestos biológicamente activos. La versatilidad de este mecanismo ha llevado a los científicos a proponer nuevas vías mediante las cuales esta bacteria puede generar nuevos e importantes productos farmacológicos. Lo que es más importante, manifestó Sherman, es que al contar con múltiples compuestos, estas bacterias pueden derrotar la capacidad de las homólogas invasoras para desarrollar sus propias defensas, algo que puede usarse para contrarrestar la amenaza creciente de bacterias inmunes a los medicamentos.

Si bien los investigadores no han podido determinar que las bacterias, los hongos y otras plantas producen compuestos biológicamente activos, sí están seguros de que las bacterias los usan como mecanismo de defensa contra una gran cantidad de microbios depredadores. El trabajo de Sherman y Xue se publicará en el próximo número de la revista Nature. En 1998, Sherman ya había determinado la arquitectura básica del mecanismo bioquímico, incluyendo el número de proteínas, y la secuencia e identidad de los genes del cromosoma, y demostrado la función del sistema. En su momento, ese trabajo fue publicado por la revista de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos.

Fuente: Chicago, feb. 4/00 (NOTIMEX)

Titulares

 

Selección, edición y composición: Lic. Edita Pamias González

 

Copyright© 2000, Departamento de Información - Infomed
infesp@infomed.sld.cu