Al Día, Noticias de Salud

Descubierto un inhibidor endógeno de la trombosis

System Messages

Boletín de Noticias Al Día

Investigadores chinos y norteamericanos han descubierto el mecanismo por el que los alimentos con elevado contenido en grasas insaturadas protegen de las enfermedades cardiovasculares. En la correspondiente publicación, aparecida en la prestigiosa revista Nature Communications, el equipo dirigido por Heyu Ni identifica la apolipoproteína (Apo)A-IV como inhibidor de la agregación plaquetaria y de la hiperactividad plaquetaria posprandial.

La acción de la ApoA-IV es mediada a través de su unión a la forma activada de la integrina alfaIIbbeta3 (GPIIbIIIa), presente en la superficie de las plaquetas. El estudio también demuestra que los niveles de ApoA-IV en el plasma humano presentan un ritmo circadiano que se correlaciona negativamente con la agregación plaquetaria y los accidentes cardiovasculares.

Estos niveles aumentan especialmente tras una comida rica en grasas insaturadas, como el aceite de oliva. Aunque la GPIIbIIIa es necesaria en la coagulación dirigida a mantener la hemostasia, su actividad puede conducir a la formación de trombos que bloquean el flujo normal de sangre en los vasos.

El fibrinógeno es un elemento esencial en este proceso, prosigue el investigador, indicando que la ApoA-IV bloquea su unión a GPIIbIIIa, impidiendo así la agregación plaquetaria. La ApoA también puede cambiar de forma para adaptarse a un aumento del flujo sanguíneo y prevenir de manera más eficaz la completa obturación del vaso. septiembre 19/2018 (immedicohospitalario.es)