Al Día, Noticias de Salud

Testan la eficacia del aceite de ozono en la extremidad inferior con y sin úlceras

System Messages

La utilidad del aceite de ozono en la recuperación de heridas y úlceras cutáneas se está evaluando como una potencial opción terapéutica para el tratamiento de estas lesiones de la piel. En este sentido, en el marco del XXX Congreso Nacional de Enfermería Vascular y Úlceras celebrado el pasado 7 y 8 de junio en Madrid, se ha presentado un póster en el que se testa la eficacia del aceite de ozono en varios casos clínicos de úlceras de las extremidades inferiores de distintas tipologías.

ozonoterapiaLa publicación, cuya primera firmante es Silvia Cerame, directora del Centro Multidisciplinar de Úlceras Crónicas (CMUC) y miembro del Grupo Nacional para el Asesoramiento en Úlceras por Presión y Heridas Crónicas (GNEAUPP) y de la Asociación Nacional de Enfermería Dermatológica e Investigación del Deterioro de la Integridad Cutánea (ANEDIDIC), presenta tres casos en los que la utilización del aceite de ozono de Laboratorios Ozoaqua ha tenido como resultado una "buena evolución de las pieles deterioradas desde un grado II (más pronóstico de epitelización) a un grado IV (muy buen pronóstico) de la escala Fedpalla", permitiendo "la restauración de la integridad cutánea, mejorando la piel perilesional".

Las conclusiones recogidas en el póster destacan además que "por su efecto antimicrobiano, evita posibles contaminaciones o aparición de nuevas úlceras; y por su efecto antiinflamatorio, disminuye la tirantez, el eczema y el enrojecimiento cutáneo".

Propiedades del ozono

El ozono tiene cualidades como agente germicida, antibacteriano, antifúngico y antiviral sistémico, destacando su papel en la mejora de la circulación y la oxigenación de los tejidos, en el metabolismo de la glucosa y en el de los ácidos grasos. De estas cualidades se deriva su utilidad en múltiples especialidades médicas, como cirugía, dermatología, vascular, odontología o ginecología, entre otras.

Aceites ozonizados para uso dermatológico

Los aceites ozonizados tienen amplias aplicaciones en dermatología. Entre los puntos diferenciales de este principio activo sobresalen su efecto hidratante, donde la oxidación lipídica del panel de ácidos grasos confiere propiedades que ayudan al cuidado de la piel, mejorando el aspecto de cicatrices, estrías y manchas por hiperpigmentación postlesional, entre otros; su efecto antioxidante, que protege de los radicales libres y retarda el envejecimiento de la piel; su acción higienizante, fundamentada en la actividad antimicrobiana relacionada con la acción oxidante de los compuestos peroxídicos formados durante la ozonización; su acción cicatrizante, promovida por la formación de peróxido de hidrógeno y lipoperóxidos sobre los exudados de las heridas; y su efecto antiinflamatorio, por su capacidad para oxidar compuestos responsables de la cascada inflamatoria.

En base a las propiedades del ozono, los beneficios del aceite de ozono garantizan el cuidado diario de pieles sensibles, atópicas y reactivas, el acondicionamiento de la piel deshidratada, seca o extremadamente seca y la regeneración de la piel. Su acción inmediata ayuda a restablecer la barrera cutánea y a recuperar el estado fisiológico natural de la piel.

Su eficacia hace de estos productos una opción especialmente indicada en una amplia gama de afecciones dermatológicas: la prevención de estrías y grietas del pezón; cicatrices y tejido expuesto, con especial referencia a la recuperación y prevención de úlceras de pie diabético; tratamiento de distintos tipos de dermatitis, alergias y eczemas; psoriasis; rosácea; hiperqueratosis; quemaduras solares; pieles irradiadas; alergias cutáneas; afecciones cutáneas por hongos; cuidado capilar; y en distintas afecciones bucales y como coadyuvante con otros tratamientos odontológicos. junio 13/2018 (immedicohospitalario.es)